Hoy hemos elegido una ubicación muy romántica y llena de tradición, rodeada de campos verdes, con majestuosos castillos y grandes lagos, que nos trasladan a los parajes de los cuentos de hadas: Las Bodas en Escocia.

edinburgh-escocia-reinounido

 

Las bodas escocesas tienen una tradición cultural muy interesante que estamos seguras que les sorprenderá.

En este país, se pueden realizar tanto bodas religiosas como civiles y, en ésta región, también están reconocidas legalmente las ceremonias humanistas (haremos mención de ellas en próximos posts).

Escocia siempre ha tenido su propia forma y estilo de hacer las cosas, y una boda escocesa no es la excepción a la regla. En la actualidad, la boda escocesa es una curiosa mezcla de una tradición y unos ritos muy antiguos con otros mucho más modernos. Algunos ritos se mantienen mientras que otros, han desaparecido o, se han simplificado.

 Sus orígenes se remontan al S.XIII. En aquella época, la iglesia medieval céltica (de dónde se procede) proclamaba un futuro enlace durante 3 domingos consecutivos, una tradición que se mantuvo durante unos 600 años hasta que, poco a poco, todo ello fue evolucionando hasta los trámites de hoy en día.

Antiguamente, las bodas escocesas estaban repletas de rituales que se desarrollaban tanto antes, como durante, como después de la ceremonia. A continuación os detallamos aquellas que resultan más curiosas y que de una manera más simplificadas se pueden encontrar presentes también, en las bodas escocesas actuales.

Durante el tiempo de la preparación a la boda escocesa, los novios realizaban distintos rituales:

Uno de ellos era el llamado “Creeling the bridegroom”: el novio cargara a su espalda una gran cesta llena de pesadas piedras y cruzara el poblado de un extremo a otro hasta que su mujer saliera de su casa para entregarle un beso. Quizá un cortejo algo sufrido, pero les funcionaba!

creeling

 

Las “despedidas de soltero/a” también eran un ritual muy emblemático y característico, que transcurrían de maneras muy diferentes:

La novia se reunía con sus amigas y familiares femeninas en casa de su madre donde abría los regalos de boda que mostraba a sus invitadas. Ella se colocaba un velo improvisado con cualquier material (un trozo de tela, una cortina..) y la madre de la novia ofrecía té y pastelitos entre las asistentes.

En el caso del novio, la escena era un poco más provocativa, pero muy similar a la de hoy en día. Justo antes de que éste se casase, sus amigos lo llevaban de fiesta nocturna en la que abundaba el whisky (bebida típica escocesa), con el objetivo de, finalmente, dejarle borracho frente a su casa, parcial o totalmente desnudo, incluso a veces atado. Pueden imaginarse la escena… no tiene desperdicio!

81_your-guide-to-scotch-whisky_flash

El día de la boda, el pueblo entero se convertía en el cortejo que acompañaba a los felices novios hasta la iglesia. Si durante el camino encontraban un cerdo o un funeral, debían reiniciar el paso desde el principio ya que era señal de mala suerte. Si por el contrario encontraban un gato negro, un cordero, un sapo, un arcoíris o había una pequeña lluvia, simbolizaba que la suerte les acompañaría.

arco-iris

2_086072800 1341584340_SAPO4

Mitos-del-Gato-Negro

 

Y ¿qué es una novia sin damas de honor? En estas bodas, la novia siempre iba acompañada por sus damas de honor, las cuales vestían de una manera similar a la novia y todas ellas iguales. El motivo de esto, era confundir a los malos espíritus y proteger a la novia en su día.

En el ámbito de la ceremonia, antiguamente se celebraban dos. La primera, se realizaba a las puertas de la iglesia en el idioma escocés y, una vez finalizada, el sacerdote conducía a todo el mundo al interior de la Iglesia en donde se celebraba la ceremonia de nuevo pero, esta vez, en Latín. Hoy en día, sólo se realiza una y, en el idioma que deseen los novios.

Durante la celebración de la misa habían distintos rituales con una simbología muy específica:

En un momento de la ceremonia, el sacerdote dejaba caer 13 monedas de plata de sus manos, a las manos del novio que, a su vez, las dejaba caer a las manos de la novia. Ésta, se las devolvía al novio y, él, las depositaba en un plato a cargo del sacerdote. El significado de esta acción y del ruido que emitían las monedas al pasarse de uno al otro, se basaba en una doble promesa: el novio debía proporcionar riqueza a su esposa y ella, al devolverlas, prometía que la compartiría y haría un buen uso de ella.

Durante la comunión, los novios bebían de una misma copa con dos asas llamada “Quaich” que luego también se utilizaba en su primer brindis durante el banquete. Es un símbolo de la unión entre las dos familias, los dos clanes.

 

weddingquaich

 

A la salida de la iglesia, uno de los niños de la familia de uno de los dos, entregaba una herradura a la novia en señal de buena suerte. La herradura debía ser entregada boca arriba. Sino, no depararía buenos augurios.

Sin título1

 

 

Un ritual habitual y que permanece en la actualidad es el intercambio de los anillos que simbolizan el amor infinito.

Después del último baile y mucho whisky, la recién casados llegaban a su hogar donde el novio, con el deseo de proteger a su nueva esposa de los malos espíritus que habitaban en los umbrales de las puertas, levantaba a su esposa, para cruzar la entrada. En ese momento el sacerdote bendecía la casa y su lecho nupcial.

Como pueden comprobar, los novios en la antigüedad, estaban rodeados de mucha simbología, toda ella, enfocada a proporcionar una vida feliz y llena de amor al nuevo matrimonio.

Hoy en día, las bodas escocesas no son tan rituales, pero muchas de las tradiciones se mantienen de una manera más simplificada.

En la vestimenta, los escoceses tienen sus propias características. El novio y todos los invitados visten el traje tradicional “Highland kilt”. Los “kilt”, forman parte de una antigua tradición y era la señal de identidad nacional. Es el traje tradicional de escocia que evolucionó hace siglos a partir del “tartán” (la tela de cuadros escocesa) y que hoy sigue utilizándose en actos solemnes en toda Escocia incluidas en las bodas.

Mery_and_Alberto_Lo-Res-032

 

 

 

 

527844_f260

La importancia del “kilt” radica en que el color y el dibujo de los cuadros del “tartán” sirven para distinguir a los diferentes clanes familiares.

Los “kilts” actuales constan de hasta ocho metros de tela muy plisada en los costados y el trasero, y las tablas están cosidas únicamente a la altura de la cintura. Los diseñadores de moda han intentado actualizar la falda para atraer a un público más amplio prescindiendo de los cuadros o usando otros materiales, como el cuero.

Lo más llamativo de esta tradición que permanece en el presente, es que los hombres, no llevan nada debajo de sus faldas . . . ¡con faldas y a lo loco!

 Las novias modernas, lucen vestidos contemporáneos de diseño en color crudo o blanco (incluso suele lucir un broche o alguna pieza o detalle con un pequeño pedazo del “tartán” de la familia del novio como señal de unión a su familia), mientras que antiguamente podían ser de otros colores para asemejarse al “tartán” al que pertenecía su nueva familia.

 

vestido_novia_lazo_atr_s_con_chaqueta_cuadro_escoc_s

 

 

 

En la actualidad, es habitual que, una vez casados, la pareja abandona la iglesia por el pasillo central acompañados por un gaitero que alegra con su música y, da la enhorabuena a la pareja recién casada.

 

Hoy en día, las casas familiares, donde se celebraban los banquetes antiguamente, han dado paso a Castillos majestuosos acondicionados como espacios para celebraciones. Estos castillos gozan de una situación única y mágica, ya que se encuentran rodeados de montañas, lagos… ¡en plena naturaleza!

 

 

 

scottishweddingvenueslitu 

 

Los gaiteros son característicos e indispensables en las bodas escocesas. Siempre acompañan a los novios e invitados hasta el lugar del banquete (sea una casa particular, un hotel con encanto, un restaurante para bodas o un castillo escoces).

 

Gaitas-escocesas1

 

Antes de entrar en el salón donde se realiza el banquete, los familiares más allegados a los novios (padres, madres y testigos) y, ellos mismos, se colocan formando una hilera (los unos al lado de los otros) para dar la bienvenida mediante apretones de manos y besos a sus invitados mientras éstos, van entrando uno a uno, al salón.

Tras una noche entera de festejos, donde destacan distintos momentos emotivos: varios discursos (del padre de la novia, del padre del novio, de los padrinos y del novio), el corte del pastel nupcial de los ya, marido y mujer, el lanzamiento del ramo de la novia y un sinfín de bailes … tiene lugar “El Último baile”. Este tradicional baile, tan característico de las bodas escocesas, consiste en una danza circular entre todos los invitados al son de “Auld Lang Syne”, una canción patrimonial de escocia, cuya letra consiste en un poema del siglo XVIII escrito por uno de los poetas escoceses más populares, Robert Burns. Esta canción se utiliza en momentos solemnes como son las bodas.

Y hasta aquí nuestro nuevo post de los Viernes de Bodas en el Mundo. Esperamos haberles aportado nueva e interesante información sobre las bodas escocesas. Son bodas que ofrecen mucha variedad, riqueza tradicional, diversión y su ubicación, rodeada de castillos, las hace ser unas bodas muy mágicas. Son, sin duda, una bonita fusión del pasado y presente.

 

seomaker_escocia

 

¿Les gustaría casarse en Escocia? ¿Sabía que Bcn Wedding Planners organiza destination weddings en este país? Si les interesa casarse allí o incluso, les gustaría elegir Escocia como destino para su luna de miel y quieren que ésta sea única y personalizada, contáctenos. ¡Nos encantará ayudarles!